La ética de la influencia: El caso de Noah Schnapp y su postura sobre el conflicto en Medio Oriente

Imagen de: Variety

El actor de 19 años, Noah Schnapp, conocido por su papel en la serie de Netflix “Stranger Things”, se ha visto envuelto en una controversia bastante desafiante, que pone una vez más de manifiesto la delicada intersección entre la fama, la política y la opinión pública.

La polémica surgió a raíz de una serie de publicaciones en redes sociales en las que Schnapp expresaba su apoyo a Israel, en medio del prolongado conflicto con Palestina en el que están sumidos actualmente. Aunque el actor ha expresado en varias oportunidades a través de sus redes sociales su rechazo hacía la guerra, lo que agravó la situación fue un vídeo subido a la red social Instagram, en donde el actor aparece junto a Moti Ankari, un modelo y bloguero israelí-estadounidense, que está fuertemente comprometido con la causa sionista, y otros amigos con pegatinas que tienen mensajes como “el sionismo es sexy” o Hamás es el ISIS”.

Como consecuencia de ello, se ha desatado una gran indignación entre los seguidores del actor y la opinión pública. Es crucial entender que las opiniones de figuras públicas, especialmente las que tienen un alcance masivo como Schnapp, son examinadas con mayor detenimiento, y por ende, pueden tener un impacto significativo en la percepción pública y el debate político. 

El conflicto palestino-israelí es un tema profundamente arraigado en la historia y la geopolítica, y por ello, las posturas pueden ser particularmente polarizantes y provocar reacciones vehementes o apasionadas por parte de diferentes comunidades y audiencias de todas partes del mundo.

Sin embargo, es necesario reconocer que las opiniones expresadas por Noah Schnapp, aunque puedan generar controversia, reflejan su derecho a la libertad de expresión, por lo que no deberían llevar al linchamiento público del joven actor de 19 años. 

En un momento en el que la polarización y la división están presentes en el ámbito político y social, es esencial fomentar la empatía y la comprensión mutua. En lugar de condenar a Schnapp por sus opiniones, deberíamos aprovechar esta oportunidad para educar y fomentar el entendimiento sobre el conflicto palestino-israelí, sus raices históricas y las perspectivas de las dos partes involucradas. 

Es importante recordar que el compromiso con la paz y la justicia no debe limitarse a una sola narrativa o perspectiva. La controversia en torno a las declaraciones de Noah Schnapp sirve como un recordatorio de la responsabilidad que conlleva el uso de plataformas públicas para abordar temas de importancia global. Todos, independientemente de nuestra fama o posición, tenemos la responsabilidad de utilizar nuestra voz de manera informada y reflexiva, especialmente cuando se trata de temas tan sensibles.

Estefany Fernandes 37 publicaciones
Estudiante de Comunicación · Becaria de DeustoKom News durante el curso 2022/2023

La palabra es tuya

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.